Las redes sociales se han convertido en un poderoso instrumento. A través de ellas las mujeres han tenido la posibilidad de unirse, solidarizarse, visibilizar y hacer oír sus voces, relatos y perspectivas conjuntas en pro de la erradicación de la violencia de género. 

El 28 de junio, UNwomen publicaba un artículo en el cual se recopilan los 12 movimientos más relevantes en los últimos años, por el impacto y transformación social que han generado, para conmemorar el #socialmediaday el 30 de junio. Nos sumamos a su iniciativa y, a continuación, se pueden consultar algunos de ellos, seleccionados por su grado de repercusión.

El movimiento #MeToo emergió con la necesidad de crear un altavoz para contar, escuchar, conocer y compartir experiencias similares de agresión sexual de chicas, que habían estado silenciadas y que ahora ellas querían exponerlas para poder ayudar y ser voces de otras, que aún se sentían incapaces de contar y denunciar su sufrimiento. Desde ese momento #MeToo se ha difundido mundialmente sin límites raciales, económicos y de otros tipos. Como muestra de ello, en los Estados árabes resuena el hashtag #AnaKaman, en China con #RiceBunny, en España con #Cuéntalo, entre otros países. 

Gracias a ese movimiento las empresas y toda la población mundial comenzó a darse cuenta y alentarse del problema devastador y emergente, que debían encabezar coloquios y diálogos sobre el consentimiento y la erradicación del acoso sexual. Ese gran vuelco y difusión mundial del movimiento hizo resurgir otro, #TimesUP, en el que se unieron personalidades de diferentes ámbitos para ayudar a aquellas mujeres con menores recursos a interponer, si querían, denuncias por acoso sexual, entre otros objetivos.

El movimiento #HeForShe de 2014, liderado por Emma Watson, invitó a los hombres a adherirse a la campaña de ese movimiento de igualdad de género. Desde sus inicios creó un impacto social de carácter mundial, que sirvió para declarar su compromiso de acabar con la discriminación de género y ensanchar la base para ser más en la lucha contra ese problema mundial e intransferible en todos los países. 

#OrangeTheWorld es otro movimiento que conmemora y organiza anualmente un llamamiento mundial, el 25 de noviembre y el 10 de diciembre, iluminando en naranja los edificios y monumentos y organizando acontecimientos realzando ese color, para denunciar, crear consciencia y para determinar medidas sobre la prevención de violencia contra las mujeres y las niñas. 

Siguiendo con esa expansión en redes y movimientos sociales, tenemos #BringBackOurGirls. Surgió, desgraciadamente, por un secuestro de unas adolescentes en Chibok, Nigeria. Se luchó haciendo un llamamiento contra los abusos que atentan a los derechos humanos, como también se emprendieron acciones por la seguridad, la salud y la reforma económica.  Sin la repercusión del hashtag, no se hubiera visibilizado esta denuncia internacionalmente, puesto los medios tradicionales no lo cubrieron hasta que apareció en las redes sociales.

#WomenShould emergió en las redes sociales masivamente, a raíz de las búsquedas genuinas de Google del 9 de marzo de 2013, donde se encontró y se desveló el sexismo y la discriminación contra las mujeres generalizada en los anuncios.  Esos iban plasmando estereotipos como también negando totalmente los derechos de las mujeres. Su repercusión generó debates en todo el mundo, empoderando a ellas. 

#YesAllWomen se originó mediante el feminicidio de 2014, cuando un hombre mató para castigar a las mujeres por repudiarlo. Al acaecer esa noticia, las redes sociales brindaron toda la solidaridad y las condolencias a las víctimas y a sus familiares, como también se generó un espacio para conversar seriamente acerca del acoso sexual, la violación y la misoginia. 

En conclusión, hay personas solidarias que con sus relatos, su resiliencia y su empeño con pequeños gestos, brinda la oportunidad para que todos y todas podamos luchar por la misma causa, haciendo de la unión la fuerza para combatir y constituir un mundo con Violencia 0 en todas las partes del mundo. Estos movimientos contribuyen al cambio hacia un mundo con igualdad de condiciones, seamos del sexo o género que seamos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación