A principios de mes saltó a los medios de comunicación la polémica sobre el videojuego Detroit: Become Human, con fecha de lanzamiento en 2018, por mostrar escenas de abuso infantil. La controversia vino a raíz del estreno del nuevo trailer del videojuego en el Paris Games Week el pasado 30 de octubre.

La trama de Detroit: Become Human gira en torno al género thriller de ciencia ficción, con androides que, con pleno uso de su conciencia e inteligencia, se enfrentan al mundo humano cuando Kara escapa de la fábrica donde fue creada. Esta misma androide empezará a trabajar en una casa. De ahí surge la polémica en la que se ha visto envuelto el videojuego.

Varios parlamentarios del Reino Unido han calificado Detroit: Become Human como repulsivo alegando que el contenido del trailer muestra escenas de abuso infantil, con Kara trabajando de cuidadora de la casa para un padre abusivo que maltrata a su hija Alice. Algunas asociaciones británicas dirigidas a la protección de la infancia como NSPCC o Childline exigen que se eliminen estas escenas, pues el maltrato infantil no debería ser objeto de entretenimiento, sino que se trata de un problema real y de gran relevancia. Damian Collins, miembro del Parlamento del Reino Unido, ha manifestado también una opinión semejante en The Daily Mail.

David Cage, director de Detroit: Become Human, no tardó en defender su creación en una entrevista para Eurogamer. El desarrollador asegura que no pretende trivializar una situación tan grave como es el abuso infantil, sino que pretende transmitir una historia que para él sea significativa, emotiva y que pueda llegar a impactar a sus jugadores. Así como hay películas y libros que incluyen un contenido con esta temática, David considera que, si se trata de manera adecuada y en un contexto comprensible, no debería haber límites para tratar el tema.

Secciones: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − uno =