Imagen de la Agencia Nacional para la Prohibición del Tráfico de Personas de Nigeria

Casi 20.000 mujeres y niñas, de entre 16 y 30 años, han sido localizadas en el sur de Mali retenidas por traficantes con el objetivo de ser explotadas sexualmente.

La Agencia Nacional para la Prohibición del Tráfico de Personas de Nigeria ha informado esta semana sobre este hecho. Su directora, Julie Okah-Donli, ha declarado que algunas de estas niñas fueron engañadas por las mafias que les prometieron un traslado a Malasia para trabajar, y otras fueron directamente secuestradas en su camino a la escuela. Todas fueron llevadas a Mali y escondidas en diferentes lugares remotos del sur de este país, lo que generó mucha dificultad para su localización.

Tras la liberación, la agencia nigeriana, en colaboración con las autoridades de ambos países y la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU, está organizando su repatriación.

Nigeria es uno de los países objetivo de las redes de tráfico de personas y especialmente de la trata de mujeres. Desde allí, miles de jóvenes y niñas secuestradas son trasladadas a otros países del África Occidental y a Europa para su explotación sexual. En el camino son tratadas como esclavas y viven en unas condiciones deplorables, como ha denunciado Okah-Donli.

En el año 2000, Nigeria firmó el Protocolo contra la Trata de Personas de la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional y desde 2003 prohíbe la trata de personas a través de leyes y organismos apoyados por la Asamblea Nacional y el gobierno del país.

La trata y explotación de personas es un tema cada vez más preocupante a nivel mundial. Prueba de ello son los diversos organismos de las Naciones Unidas que luchan contra este problema, elaborando informes –entre otras acciones- como el Global Report on Trafficking in Persons, del 2018.

Además, en Europa, se declaró el día 18 de octubre como el Día Europeo contra la trata de personas, noticia publicada por el DF el pasado octubre y se se presentó un trabajo de investigación sobre el tema (I+D END-TRAFFICKING Cambios e Innovaciones Sociales para la Prevención y Reducción de la Trata de Mujeres con Fines de Explotación Sexual) y un tríptico informativo para la ciudadanía. Así mismo, en este medio se informó sobre cómo revistas científicas especializadas y de impacto mundial están reclamando la necesidad de considerar la trata de personas y explotación como un problema de salud global.

Además de medidas eficaces para su prevención y erradicación, la publicación de informes e  investigaciones como estas son indispensables para apoyar la lucha y seguir creando conciencia sobre los peligros del tráfico y explotación de personas, especialmente de mujeres y niñas como las liberadas esta semana.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación