La víctima se hallaba en un piso encerrada en el  Raval contra su voluntad. La forzaban a que manteniera relaciones sexuales no consentidas 24 horas.  Hasta que pudo localizar un teléfono y llamar al 112 para que vinieran a rescatarla. Y así fue.  Los mossos  pudieron forzar la entrada del piso, detener a uno de los hombres que la tenían secuestrada, y rescatar a la víctima.  

Reciente se publicó un informe de la ONU sobre la necesidad de erradicar la trata con fines de explotación sexual y de coordinar los servicios tanto judiciales como sociales para priorizar la protección de estas víctimas y ofrecer las soluciones posibles para garantizar su seguridad y la posibilidad de vivir libremente, sin ninguna coacción más en su vida.

 

Secciones: subportada