Sabrina // Netflix

“Las escalofriantes aventuras de Sabrina” narra las aventuras de su protagonista, Sabrina Spellman, una chica-bruja de 16 años que deberá escoger entre el mundo mortal de sus amigos y el mundo mágico de su familia. ¿Y qué tiene de especial? Pues que Sabrina sabe qué es lo importante: no renunciar al amor y la amistad a cambio de poder, pero tampoco a su origen y a sus raíces. A lo largo de los capítulos veremos si consigue mantener este equilibrio y qué valientes decisiones tomará para defender a aquellos a quienes quiere en ambos mundos.

Las autoras de este artículo aún no hemos terminado la serie, pero hasta el momento nos tiene fascinadas. Cuando actualmente entre el público tienen éxito producciones como “Baby”, en las que se glamuriza la trata de menores, o “Elite”, con su “matarás por encajar”,  “Las escalofriantes aventuras de Sabrina”, desde su estética adolescente, nos lleva a plantearnos temas tan profundos como los derechos de las mujeres, la solidaridad, la amistad, el acoso, el amor o la decisión sobre el propio cuerpo y la libertad. A sus 16 años, Spellman lucha para cambiar las estructuras de poder sin renunciar a su identidad para mostrarnos que el “status quo” se puede cuestionar y que otros mundos son posibles. Esta serie nos ofrece una apasionante historia de amor y deseo y un canto a la amistad verdadera, a la diversidad y al humor, sin olvidar la importancia de tener valores y de posicionarse firmemente contra el mal, ya sea disfrazado de bullying o de Satán.

Si pensabas que las series de ciencia ficción no te gustaban, ya te lo advertimos, Sabrina te hechizará.

Si quieres, puedes escribir tu aportación