Maria Branyas, la anciana de 113 años, residente en Olot, que ha superado la COVID-19, vuelve a aparecer en nuestros medios y noticias. Esta vez para dar nombre al mayor proyecto de Europa de Investigación sobre el impacto de la COVID-19 en centros geriátricos. 

Son responsables de la investigaciónd son el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la plataforma farmacológica Farmàcia de Dalt. El proyecto es de suma importancia ya que pretende investigar cuál ha sido el impacto de la COVID-19 en centros geriátricos. En concreto, se quiere investigar las condiciones de salud de las personas residentes en los centros geriátricos antes, durante y después de la COVID-19. Más de 3000 personas que residen en 19 residencias van a ser el objeto de investigación de las 92 personas investigadoras que participan. 

En la primera fase del proyecto, que es el punto en el que se encuentra ahora, se pretende determinar, a partir de análisis de seroprevalencia, la inmunidad de grupo alcanzada en las residencias que han estado afectadas por la COVID-19. Lo que buscan el personal de investigación es estudiar cómo se desarrolla la inmunidad en personas afectadas por la enfermedad o la han superado, como es el caso de Maria Branyas. 

La experiencia nos indica que hay que proteger mejor a las personas mayores frente a esta enfermedad y que la gestión de algunos centros o residencias puede mejorar. Este es otro de los objetivos del proyecto a la vez que se realizará un amplio estudio desde el punto de vista sociológico, calidad de vida e impacto del virus en los comportamientos individuales y psicológicos.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación