Jueza Esther Salas // Youtube Mercury

El pasado 22 de julio el Diario Feminista publicaba un artículo en referencia a la valentía de la jueza federal Esther Salas quien desde hace semanas está recibiendo brutales ataques de acoso sexual de segundo orden por proteger a las mujeres, a las víctimas de trata y a las víctimas menores de edad.  

Salas ha decidido aparecer públicamente en un vídeo que ha sido  publicado por The New York Times en el que expone el horror de lo que está sufriendo con el asesinato de su hijo de 20 años y las graves heridas a su marido, para pedir que se proteja la privacidad de las personas que se dedican a la justicia federal.

La jueza no se rinde ante quienes preferirían verla retirada de su cargo y pide ayuda para asegurar que nadie tenga que experimentar este tipo de dolor. Afirma que lo que no podemos aceptar es verse con la obligación de vivir con miedo por sus vidas porque cualquiera que busque hacerles daño o a sus familias puede obtener fácilmente información personal como las direcciones de sus hogares. La valentía de Esther Salas evidencia la clara necesidad de poner medidas para frenar el acoso sexual de segundo orden ya que, de no ser así, no se podrán defender las víctimas directas de explotación o acoso. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación