Con motivo del 30.º aniversario de la Convención de los Derechos de la Infancia, UNICEF ha presentado el Barómetro de Opinión de Infancia y Adolescencia 2019. Este informe presenta los principales resultados de una investigación sobre las preocupaciones y opiniones de más de 8.500 niños, niñas y adolescentes, de entre 11 y 18 años, recogidas mediante una encuesta y grupos de discusión con participantes en consejos de infancia y adolescencia de todo el país. 

Los temas que más les inquietan son, en primer lugar, su educación y formación y, de manera transversal, la violencia machista, la desigualdad social, el racismo y el cambio climático. Más concretamente, a casi el 90% de nuestros chicos y chicas les preocupan mucho o bastante las desigualdades de género, el machismo y la violencia machista, seguidas por el terrorismo, el hambre y la pobreza extrema en el mundo y el racismo. Las desigualdades económicas y la pobreza, así como el descenso en la calidad de la asistencia sanitaria y el deterioro del medio ambiente y el cambio climático también suponen una preocupación para el 80% de la población española más joven. 

Más concretamente, el informe señala que las chicas manifiestan una mayor preocupación por la mayoría de las temáticas estudiadas y, especialmente, por las desigualdades de género y la violencia machista. Además, sienten más la presión social para tener un aspecto físico atractivo y temen más los peligros que puedan derivar de un mal uso de internet y las redes sociales. Así mismo, la diferencia entre chicos y chicas se incrementa cuando se les pregunta por la falta de respeto a la diversidad sexual, un tema que preocupa bastante o mucho al 90% de las chicas frente a sólo un 65,5% de los chicos. 

En general, todos y todas son muy críticas con la situación política y económica en España, desconfían de las instituciones de gobierno y de los representantes políticos a nivel estatal, mientras que, cuando se les pregunta por las instituciones y políticos a nivel local, los valoran de una manera algo más positiva. A medida que aumenta la edad, aumenta también su conocimiento y diálogo sobre asuntos políticos y sociales, si bien esto no supone que formen parte de los consejos de participación infantil y adolescente de sus ciudades, pese a que en los últimos años se ha luchado por su derecho a ser escuchados/as y a la participación y por el reconocimiento de estos consejos como interlocutores con sus gobiernos locales. 

Desde UNICEF, y a través de este Barómetro, se pretende reconocer a los niños, niñas y adolescentes como sujetos históricos, agentes sociales y políticos a todos los efectos que, igual que las personas adultas, interactúan en el espacio en el que viven y participan en la construcción del conocimiento y en la transformación social. Como señala desde Asturias uno de los grupos participantes en este estudio, “Lo que nos preocupa mucho es que nos escuchen. Aunque muchas personas piensen que por ser niños o niñas no tenemos una opinión formada, sí tenemos opinión de muchos temas. Vivimos en el mismo mundo que los adultos, y una de las cosas que nos hace más felices es cuando nos tratan como personas que tienen una opinión formada y gustos diferentes”. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación