Las leyes son necesarias para avanzar hacia la justicia social. De la misma manera, la correcta implementación de la ley en la mejora de la vida de las personas es un asunto de gran relevancia. 

En el artículo “But the Law Won’t Help Us”: Challenges of Mobilizing Law 348 to Address Violence Against Women in Bolivia, la autora presenta los desafíos de la movilización de la Ley 348 para abordar la violencia contra las mujeres en Bolivia. Desde 2010, en este país se han ido aprobando una serie de medidas legislativas específicas en las que las organizaciones de la sociedad civil (OSC) han seguido desempeñando un papel central. Por ejemplo, la Ley 026 aprobada en 2010, que estipula que los departamentos de la Asamblea Legislativa deben incluir la paridad de género; la Ley 234, de mayo de 2012, que empezó a criminalizar la violencia política y el acoso contra las mujeres, y la Ley 348 para “Garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”, promulgada en 2013, que será la analizada en el artículo mencionado. 

Esta Ley 348 se implementó rápidamente cuando la presión pública y de las OSC se intensificó después de que un oficial de policía asesinara a su esposa, a pesar de sus numerosas denuncias de abusos anteriores. Aunque habían existido campañas anteriores contra la violencia de género, este asesinato hizo que el gobierno actuara ante la necesidad y urgencia de crear herramientas disponibles para la prevención de la violencia, la protección de las mujeres y el castigo de los agresores. De esta manera se aprobó la Ley 348 para “Garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”. 

El artículo se basa en los hallazgos de un estudio etnográfico de 12 meses y presenta los desafíos que tienen las mujeres bolivianas para acceder a esa nueva ley diseñada para protegerlas. Mientras que la ley crea oportunidades para la reconceptualización de la violencia, según la autora la movilización de la ley está llena de dificultades y aún prevalece una cultura de impunidad en el país. En este sentido, los desafíos de la implementación son significativos a nivel nacional e internacional, ya que otros países también buscan adoptar estrategias legales similares. 

Este artículo sugiere que, en Bolivia las organizaciones de la sociedad civil y las voces de las mujeres son fundamentales para la plena aplicación de la ley, ya que superan aspectos como la cultura de la victimización o la responsabilidad de la víctima de poner la denuncia, y ofrecen el respaldo y apoyo necesarios para el mejor funcionamiento de una ley de este tipo. Así, los movimientos sociales de las mujeres tienen un papel importante en el cambio, igual que sus voces y sus narrativas. 

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación