Autorretrato, Tamara en un Green Bugatti (1929)// Wikipedia

Esta artista nació en Varsovia, en 1898 y no solo triunfó en Europa sino también en EE.UU. Recibió clases de Maurice Denis y también fue discípula de André Lhote. 

El tema principal de sus obras es la figura humana, sobre todo, los retratos. Seguía la tendencia del estilo art déco, pintaba mujeres etéreas, con ropajes flotantes y dedos largos, si bien dan una impresión férrea y escultural por la pincelada pulida y los marcados contrastes de luces y sombras. 

Sus principales influencias son Botticelli, Bronzino, el retrato manierista en general y el Cubismo, pero sin llegar al arte abstracto. Tamara de Lempicka empleaba este eclecticismo o fusión de estilos para representar temas del momento en que ella pintaba. 

Sus cuadros están considerados de una precisión, belleza y estilo únicos. Pinta trazos geométricos y simétricos, figuras planas y rotundas, colores vivos y brillantes, contrastes entre luces y sombras. Asimismo su estilo se identifica como “Cubismo suave “. 

Realizó su primera exposición en 1925, en Milán, apoyada por el Conde Emmanuele Castelbarco. Y a partir de esta primera exposición fue considerada la máxima exponente del art déco. En 1927 ganó el primer premio,  un diploma de honor, en la Exposición Internacional de Burdeos con el cuadro Kizette en el balcón. 

 En 1929, pinta un cuadro que será un de sus obras más famosas, Autorretrato en un Bugatti verde. En esta obra, Tamara de Lempicka rinde homenaje a Isadora Duncan, que murió de forma trágica.

Ya en la década de los años treinta, obtiene gran fama entre la burguesía neoyorquina y expone en diferentes galerías estadounidenses y europeas. Llegaron a denominarla La baronesa con pincel. 

Era la retratista más reconocida de su generación entre las clases sociales altas. Llegó a exponer sus pinturas en los salones de mayor prestigio del momento. La burguesía acomodada y los empresarios le encargaron gran cantidad de retratos para decorar sus palacetes. 

Las obras de Tamara de Lempicka son fácilmente reconocibles ya que creó un estilo propio que influyó sobremanera en los estilos modernistas, el Pop Art e incluso en el cómic.

Si quieres, puedes escribir tu aportación