Marcha Danza de los Tecuanes en New York // Youtube

La cultura no conoce fronteras y está dispuesta a transformarse y a superar barreras de género para lograr su preservación. Una muestra de ello es la Danza de los Tecuanes, que llegó a Brooklyn hace varias décadas, cuando los primeros inmigrantes mexicanos llegaron a Nueva York y con ellos trajeron el baile, que tiene raíces indígenas chichimecas y zapotecas. 

Este baile originalmente estaba restringido sólo para los hombres ya que se trata de la representación del ritual de la cacería del jaguar. Las mujeres no tenían permitido participar. 

Sin embargo, hace tres años el grupo de baile Los Tecuanes de San Juan Bautista, fundado por Jeffrey Pérez, decidió modificar la tradición para lograr que toda su familia -incluyendo a su hija y a más niñas y mujeres de la comunidad- pudieran participar de la interpretación de esta danza y así contribuir a lograr su preservación. 

Actualmente este grupo de danzantes está conformado por veinte mujeres y niñas y por diez hombres y niños. Personas que bailaban en otros grupos se han integrado al grupo de Pérez, el cual es más inclusivo y, por ende, está más fortalecido por la misma comunidad. 

Las y los Tecuanes de Brooklyn danzan con orgullo y valentía, con el corazón puesto en contraponerse a la represión y discriminación que el actual gobierno de Donald Trump ha impuesto a las y los mexicanos que viven en los Estados Unidos. 

Sus presentaciones permiten que más personas puedan disfrutar del simbolismo y belleza de este tipo de danza. 

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación