Yalitzia Aparicio. Instagram

El pasado fin de semana se celebró la 91º entrega de los premios Oscar, la cual no sólo se distinguió por ser una de las más diversas en tanto a la paridad de género y la diversidad racial y étnica en sus nominaciones, sino también se hizo histórica al nominar a Yalitza Aparicio como Mejor Actriz convirtiéndola en la primera mujer de origen indígena en ser nominada a este galardón.

Aparicio interpreta a Cleo en la película “Roma”, de Alfonso Cuarón, la cual cuenta la historia de una mujer indígena que trabaja como empleada doméstica. Esta película es su primera actuación, de manera que su capacidad actoral es innata y la ha hecho acreedora a nominaciones y al premio a mejor actriz nueva por Hollywood Film Awards.

El éxito de la oaxaqueña mixteca, ha logrado reabrir los debates en torno al respeto a los derechos laborales de las empleadas domésticas y a la discriminación de los pueblos indígenas en México. Sin embargo, su fama y reconocimiento también la ha convertido en víctima de ataques racistas y clasistas por parte del público en general y de otros actores y actrices.

Algunos de estos ataques procedentes de personas del medio, como el del actor Sergio Goyri, han ocasionado un gran revuelo mediático, dejando ver que el racismo en la sociedad mexicana continua arraigado. Por otra parte, también ha permitido el posicionamiento público de cadenas televisivas, casas productoras, actores, actrices y, por supuesto, los directores y directoras del cine mexicano contra estos ataques, defendiendo a la actriz y rechazando cualquier forma de discriminación en el medio.

Maria Ocampo Castillo

Colaboradora de México

Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación