La gente ve más series y películas que nunca. Incluso quien criticaba el fútbol o ciertos programas de televisión porque “adormecen la conciencia de la gente” recomiendan ahora sagas interminables. La mayoría de ellas no aporta gran cosa o incluso empeora la vida de quien las ve, puesto que plantean relaciones de dominación, llenas de drama y conflicto con mucho deseo. Desde la libertad de cada persona de consumir lo que quiera, también tenemos más libertad si tenemos más información.

Por suerte, sí existen algunos ejemplos de producciones audiovisuales alternativas, y la película “Cuando te encuentre” (The lucky one) puede ser una, la cual analizaremos desde las nuevas masculinidades alternativas (NAM) sin destapar nada de la trama. Logan es el personaje principal: nos plantean un chico con sentimientos muy profundos y a la vez reservado, rompiendo estereotipos de que las nuevas masculinidades tienen que ser muy abiertas y expresivas. También ayuda a romper con la duda de si alguien que va a la guerra puede encarnar una NAM

Todas las actitudes del personaje le confieren un atractivo inigualable. Esto ya es muy transformador, porque ayuda a recolocar el deseo hacia personas igualitarias y solidarias. Esta película es muy transformadora para chicos también, que pueden ver en él un ejemplo de alguien que puede ser muy muy igualitario y a la vez ser muy muy atractivo. Puede ayudar a reavivar los sueños de muchos chicos que de niño querían ser la mejor versión de sí mismos, tratar súper bien, tener una relación ideal, etc.

En esta película el malo es muy malo. Además, Logan y también Beth, la protagonista femenina, dejan en muy mal lugar al tipo dominante, algo que resulta muy inspirador. Por ejemplo, en la escena de la manzana Logan nos da un ejemplo de posicionamiento valiente y exitoso. También destacamos el momento en que Beth se enfrenta y realmente supera su relación con el dominante: no parece casualidad que tras esto veamos la escena más apasionada entre los protagonistas, una vez se ha liberado de las cadenas del discurso coercitivo dominante. Esto y muchos detalles más pueden ser comentados haciendo una tertulia dialógica de esta película.

En contra de lo que la protagonista le dice a su abuela inicialmente, sí puede haber chicos tan buenos. Depende de si se quieren ver y valorar. Cabe mencionar que el mismo actor ha hecho otras películas en esta línea transformadora, como en la saga adolescente de High School Musical; pero también otras películas en las que va de chulo máximo. Lo que le hace atractivo en esta producción son sus comportamientos, sus gestos, sus miradas, y el éxito que eso genera.

 

Tags:
Secciones: Culturas subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación