La BBC ha dado voz a las mujeres australianas que piden al gobierno ayudas para el cuidado de las criaturas, teniendo en cuenta que se trata de uno de los países más caros del mundo en cuidados de la infancia.

A pesar de las bajas por maternidad y paternidad con una bonificación del 80% para las personas de ingresos reducidos, muchas personas prefieren mantener las criaturas en casa en lugar de trabajar, ya que no pueden asumir los costes. Esto conlleva enormes repercusiones para las mujeres, principalmente, que pierden años de sus carreras debido al trabajo familiar.

A pesar de que hoy en día hay más hombres que se encargan del cuidado de las criaturas, en Australia el trabajo sigue recayendo predominantemente en las mujeres. Esa es una de las razones por las que el gobierno hizo del cuidado de las criaturas una parte importante del plan presupuestario federal el pasado martes.

Las mujeres anuncian que, a pesar de ser una medida bienvenida, la inyección de dinero por sí sola no reduce el problema, si no se transforma el coste del sistema de cuidados de las criaturas.

Secciones: subportada