Los Mossos d’Esquadra detuvieron al agresor de 21 años que presuntamente había agredido a cinco menores entre 12-14 años en el distrito de Horta Guinardó, avalanzándose sobre ellas.  Según el padre de una de las víctimas parece que tiene un mismo modus operandi y ha hecho un llamamiento a recoger más denuncias, puesto el juez decretó la libertad cautelar con la condición que no se acercara a las víctimas, según informa La Vanguardia.

Es necesario un avance en la justicia en este tipo de delitos, puesto tal y como indica el padre de una de las víctimas, si ha agredido a cinco menores ¿quién asegura que no realizará futuras agresiones sexuales?  Si agredir a unas niñas, no implica ninguna sentencia ejemplar, de algún modo se transmite la idea que la justicia no condena uno de los derechos fundamentales que es la protección ante cualquier tipo de agresión sexual..

Por eso el llamamiento del padre, preocupado por si hay más menores en el barrio que puedan haber sufrido lo mismo, puedan sentirse apoyadas para poder denunciar es clave, para aunar esfuerzos y conseguir que  la Rambla del Carmel sea un espacio seguro.

Secciones: portada