El acoso sexual es un tema muy estudiado en todos los países y entornos, desde diferentes perspectivas y teniendo en cuenta sus diferentes impactos. También se reconoce el acoso como discriminación por razón de sexo y como una vulneración del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres. La encuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) sobre la violencia contra las mujeres muestra, sin embargo, que el acoso sexual sigue siendo una experiencia común y generalizada para muchas mujeres en la Unión Europea.

En el presente estudio, Sexual Harassment in the European Union: A Pervasive but Still Hidden Form of Gender-Based Violence, la autora recoge los resultados de esta encuesta. Se muestra en el artículo que, dependiendo del tipo de incidente registrado, se estima que entre 83 y 102 millones de mujeres (45% -55% de las mujeres) en los 28 Estados miembros de la UE han experimentado al menos una forma de acoso sexual desde la edad de 15 años. También resulta evidente en el estudio que muchas mujeres no hablan con nadie sobre sus experiencias de acoso sexual, y muy pocas denuncian los incidentes más graves a su jerarquía en el trabajo o a una autoridad responsable. 

Además, la autora evidencia la realidad del acoso que ocurre en entornos diferentes y utiliza varios medios, como Internet. Los resultados de la encuesta de la agencia FRA indican que el acoso sexual contra las mujeres involucra a una variedad de acosadores diferentes e incluye el uso de “nuevas” tecnologías. Un elemento relevante a destacar en este sentido es la edad. La encuesta muestra que el acoso sexual afecta de manera desproporcionada a las mujeres más jóvenes y también que es más común que sea percibido y experimentado por mujeres con un título universitario y mujeres en los grupos ocupacionales más altos. Esta evidencia contribuye a la idea que la violencia de género la puede superar cualquier persona, cualquier mujer, en cualquier espacio y de todas las condiciones socioeconómicas. 

El artículo describe los hallazgos clave de la Encuesta de violencia contra las mujeres de la FRA con respecto al alcance, las formas y las consecuencias del acoso sexual en la Unión Europea. Es una herramienta útil ya que ofrece una discusión crítica de las definiciones y mediciones existentes del acoso sexual, mientras subraya cómo estas influyen significativamente en las tasas de prevalencia informadas en los datos oficiales o de encuestas. También en la encuesta se señalan los factores relevantes que explican las diferencias observadas entre individuos y países, aunque la incidencia sea común y transversal.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación