La ley actual que permite el matrimonio a los 16 años con el consentimiento de los padres socava los esfuerzos del país para poner fin al matrimonio infantil a nivel mundial, afirmó la legisladora Pauline Latham. Y agregó, al presentar un proyecto de ley para criminalizar el matrimonio de menores de 18 años: “Gran Bretaña está saboteando el futuro de las niñas y condonando el abuso sexual infantil al no descartar una ley “anacrónica” que permite el matrimonio infantil”.

El proyecto de ley que cuenta con el respaldo de todos los partidos, tiene también el apoyo de las familias de mujeres víctimas de violencia de género asociada al matrimonio infantil forzado quienes consideran muy importante esta nueva ley puesto que haría que fuera un delito alentar o ayudar a un menor a casarse con penas sugeridas de hasta siete años de prisión. 

Gran Bretaña ha sido muy activa apoyando la eliminación del matrimonio infantil a nivel internacional, por lo que tener una ley que lo permita dentro de su propio país representa una incoherencia que se quiere solucionar con esta nueva legislación, en un momento histórico en que la pandemia de COVID-19 aumenta el riesgo de matrimonio infantil para cientos de miles de niñas.

“El consentimiento de los padres es a menudo sinónimo de coerción parental”, dijo Natasha Rattu, directora ejecutiva de la organización benéfica Karma Nirvana, que hace campaña contra el matrimonio forzado.

Desde las evidencias y las organizaciones civiles como Girls not brides se está trabajando intensamente para asegurar el derecho que tienen las niñas para vivir plenamente su etapa de crecimiento y desarrollo accediendo al derecho a la educación y salud. En el caso de India es posible conocer los  avances y desafíos en la protección legal de las niñas ante matrimonios forzados en la India, como lo muestra el informe Hora de actuar: acelerando los esfuerzos para eliminar el matrimonio infantil forzado en Asia, de la ONG Plan International

El esfuerzo de las personas legisladoras de Gran Bretaña por cambiar la legislación se suma a lo conseguido en India donde en 2017 se logró que la Corte Suprema prohibía la cláusula de excepción que rebajaba de 18 a 15 años la edad del consentimiento sexual en caso de que la chica estuviera casada y donde se estableció que toda relación sexual con menores es violaciones. 

Estos son sin duda avances en post de lo que se establece el objetivo 5 de los objetivos de desarrollo sostenible, donde se establece que “Poner fin a toda forma de discriminación contras las mujeres y las niñas; eliminar la violencia contra ellas en el ámbito público y privado, incluidas la trata y toda forma de explotación y eliminar prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado…”  

Este objetivo recoge una batalla que se está peleando desde hace mucho tiempo por asegurar el bienestar de todas las personas, pero especialmente de las mujeres y niñas que sufren sostenidamente vulneración de sus derechos. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación