Liza Batiashvili es hija de violinista y pianista. Su padre fue su primer maestro y le dio clases desde los cuatro años, lo que le permitió estudiar en la Hamburg Musikhochschule y posteriormente en Múnich. En 1995 obtuvo en Helsinki el segundo premio de la International Jean Sibelius Violin Competition para jóvenes violinistas. Entre 1999 y 2001 formó parte de la New Generation Artists de la BBC. 

Entusiasmada con las obras de Chaikovski, se ha convertido en una de las violinistas más prometedoras, capaz de interpretar y transmitir la belleza y la dulzura con musicalidad, precisión y exactitud. A través de su arte en el Festival Tsinandali, en la región oriental de Kajetia, en Georgia, ha conseguido transmitir la belleza de su país natal, a través de la interpretación de los clásicos.  

Además de Liza Batiashvili, la pianista Martha Argerich, de 80 año,s viajó por segunda vez a Georgia, según informa euronews, para acompañar el festival con su piano, también lleno de clásicos como Claude Debussy, Wolfgang Amadeus Mozart y Serguéi Rachmaninoff.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación