Cada vez es más claro que la lucha contra la pederastia exige un posicionamiento firme y denuncia activa. Este es el planteamiento que han seguido cinco mujeres para formar un grupo que se dedica a luchar contra el material de abuso infantil en las redes. 

Este grupo feminista ha decidido que va a luchar sin cuartel ni marcha atrás contra una de las formas más crueles de violencia sexual, y han creado el grupo para qudarse tal y como han expresado al diario Público.

En este mismo medio explicaban cómo el grupo nació a raíz de quedar horrorizadas por una página pedofila en Argentina y comprender que el problema iba mucho más allá de un caso aislado. Por eso se pusieron en funcionamiento, tanto denunciando cuentas pedofilas, como aportando información a familias para que puedan proteger mejor a los niños y niñas y prevenir posibles abusos.

Tienen muy claro lo imprescindible que es luchar y hacer justicia entre los y las más desprotegidas y saben que no hay opción de mirar hacia otro lado.  Las cinco integrantes han hecho especial énfasis en que el enemigo es el mismo detrás y en frente de la pantalla ya que en la mayoría de los casos son personas cercanas a los niños y niñas quienes cometen los abusos y los que luego además distribuyen el material en redes sociales. Asimismo, los responsables de estas redes se benefician económicamente al “ignorar” que se está distribuyendo material pedófilo gracias a ellos. 

Del mismo modo, alertan del Movimiento MAP (Minor Attracted Person/ Atracción Por Menores de Edad) que busca normalizar el abuso de menores haciéndolo pasar por una opción sexual más y trata de ampararse en otros colectivos, que en su mayoría han rechazado y condenado la pedofilia.  

Como defiende Betrayed Infancy y todas las personas feministas tolerancia 0 a los abusos sexuales a menores. Mirar hacia otro lado y, más aún, tratar de normalizar el abuso infantil de cualquier modo, nos hace cómplices de una forma de violencia que destruye la vida de miles de niños y niñas en todo el mundo.  Hacen falta posicionamientos valientes como el de las cinco mujeres que han formado Betrayed Infancy para acabar con la violencia sexual a menores. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación