IndustriALL Global Union (IGU), la red que representa a 50 millones de trabajadores y trabajadoras del sector minero, energético e industrial en 140 países, ha lanzado la campaña llamada “Detener la violencia de género en medio de una pandemia”. La campaña pretende concienciar y dar a conocer cómo el Convenio 190 puede ayudar a abordar de forma efectiva la violencia de género. Este instrumento, como ya anunciara en anteriores publicaciones DF, incorpora cambios muy significativos en sectores tradicionalmente olvidados como el trabajo doméstico. Un sector en el cual, según introducía Marie Clarke, secretaria y tesorera del Congreso Laboral Canadiense, tienen constancia de que ha habido un aumento de la violencia de género durante el COVID-19. 

Así pues, IGU pretende sacar el máximo partido al convenio y asegura que el instrumento puede contribuir a dar respuesta a la violencia de género incluso en tiempos de COVID-19. Es importante que los diferentes sectores laborales que forman parte de la confederación, especialmente aquellos que más afectados se están viendo, sean conscientes de su importancia y sepan sacar el máximo rendimiento a esta herramienta. 

Debido a este motivo y como parte de la campaña, la red ha lanzado una serie de tres seminarios web en los que expertos y expertas en la materia, explican diferentes temas que pueden ayudar a los diferentes sectores laborales, en especial los más afectados por el aumento de la violencia de género. 

El pasado 2 de junio se celebraba un segundo encuentro virtual, cuya actividad se estructuró entorno a los siguientes bloques temáticos: 

1.    Cómo los sindicatos han abordado estos diferentes tipos de violencia y acoso.

2.    Cómo el Convenio 190 puede ayudar a abordar de forma más efectiva la violencia de género.

3.    Cómo el Convenio 190 puede ayudar a abordar de forma más efectiva la violencia de género y la necesidad de una respuesta al COVID-19 y post-COVID-19 adecuada y adaptada al género.

Una de las ponentes, Sheela Naikwade, vicepresidenta del sindicato MSTKS en la India, reflexionaba acerca de que el lugar del trabajo frecuentemente pasa a ser el único lugar en el que las mujeres que sufren violencia doméstica pueden recibir algún tipo de apoyo. En él tienen una posibilidad de poder hablar con alguien sobre sus problemas y, si se sabe cómo reaccionar adecuadamente, se puede proporcionar el apoyo necesario para ayudarlas, protegerlas y junto a ellas encontrar la mejor solución. 

Por otra parte, Fish Ip, de la Federación Internacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (FITH), insistía en la importancia de continuar organizándose a pesar de las circunstancias y mantener unida a la comunidad y a las personas que forman parte del sindicato para protegerse lo mejor posible y alcanzar seguridad. También hizo un llamamiento a sindicatos, dirigentes y organizadores del evento para que …estudien el problema de la discriminación, sigan realizando formación y ayuden a nuestros miembros y trabajadores a reflexionar sobre nuestra propia discriminación existente y luchar contra ella para que podamos combatir la violencia y el abuso de poder en tiempos de COVID-19.

El día 15 de junio, se realizará una tercera y última edición de estos seminarios que forman parte de esta campaña por la erradicación de la violencia de género en tiempos de COVID-19, una crisis que, entre otras cosas, ha generado incertidumbre, estrés financiero y miedo ante el futuro agitando las tensiones que ya se daban en muchos hogares. Es por ello, tal y como dice M. Clarke, que el C-190, puede ser la hoja de ruta para saber ayudar a salir de esta situación a todas aquellas que rompen el silencio en sus lugares de trabajo, buscando confianza y protección.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación