En estos difíciles momentos en que las cifras nos superan, también vemos la otra cara más amable de la vida, la que viene de la mano de la solidaridad. Así ha surgido WELINK, una iniciativa creada por tres jóvenes que unen a personas que necesitan ayuda con voluntariado cercano a ellas.

Hace unos meses, tres estudiantes de Tarragona de entre 16 y 17 años empezaron a trabajar en un proyecto con el que se facilitara la conexión entre personas que necesitaran ayuda y voluntariado que estuviera dispuesto a colaborar. Esta idea fue tomando forma en “WELINK” y la juventud autora  esta iniciativa, Ana, Gabriel y Tzaitel, junto con su profesor Joan, la presentaron al Audi Creative Challenge y ganaron la competición. El jurado valoró especialmente el hecho de que WELINK no sólo resuelva un problema concreto, sino que ofrezca soluciones a cualquier necesidad social. El premio les llevó a Silicon Valley, la cuna de la tecnología y la innovación, donde dieron forma a su proyecto y se les facilitó la obtención de partners e inversores para llevarlo a cabo.

Qué duda cabe que este era el mejor momento para poner en práctica su proyecto, por lo que se ha acelerado su puesta en marcha y recientemente se ha lanzado la esperada plataforma Welink help. En esta web cualquier  persona usuaria se puede registrar y elegir entre ayudar o ser ayudado, en ambos casos se tiene la posibilidad de elegir la categoría del favor que se necesita o la ayuda que se ofrece. La web ya tiene personas voluntarias que se ofrecen para realizar actividades como hacer la compra o ir a la farmacia que, en estos días de la cuarentena, son de vital importancia para los grupos de riesgo.

Con las difíciles circunstancias que supone el confinamiento, el proyecto de Ana, Gabriel y Tzaitel ha puesto de manifiesto la importancia de la figura del voluntariado. Alegra ver que jóvenes como la aquí nombrada tengan tan clara la importancia de “construir una comunidad inclusiva y libre de desigualdades”, tal y como lo defienden en la web.

Este y otros muchos proyectos nos muestran las ganas que muchísima gente tiene de ayudar en los momentos difíciles y nos hacen recordar la importancia de la solidaridad en el día a día. Entendiendo que esta solidaridad nos permita construir un futuro compartido que, ligada a la corresponsabilidad, nos lleve hacia la verdadera libertad.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación