La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha realizado un comunicado en el que reclaman cinco medidas excepcionales para paliar las consecuencias del coronavirus en las personas y colectivos más vulnerables, según informa Europa Press.  

Estas son algunas de las medidas que han reclamado al Gobierno:

Habilitar partidas de crédito excepcionales para que las Comunidades Autónomas puedan responder a las necesidades sociales de las personas con más dificultades económicas y con mayores necesidades de cuidados. Esta financiación serviría para asumir el incremento de atenciones y servicios domiciliarios a personas mayores o en situaciones de dependencia, reforzar las plantillas de los centros residenciales de personas en situaciones de dependencia, ampliar la dotación de las partidas destinadas a Rentas Mínimas de Inserción y de las Ayudas de Urgente Necesidad o la alimentación adecuada de los niños de familias cuyos ingresos no les permitan afrontar con eficacia el cierre de comedores escolares. 

Otra medida que se ha reclamado es agilizar la concesión y pago de Rentas Mínimas de Inserción y Ayudas de Urgencia y reforzar las atenciones domiciliarias para asegurar la atención a personas mayores o vulnerables. Esta medida es muy necesaria dado que se han cerrado comedores en centros de convivencia o centros de día. Así mismo, se ha solicitado mantener en funcionamiento las cocinas de los centros escolares para que los padres y madres puedan recoger la comida y llevarla a su domicilio. 

Por último, han solicitado que se implanten medidas de hospitalización en centros residenciales de personas mayores que contribuyan a reducir la presión que hay en los centros hospitalarios y reduzcan el riesgo de contagio en una población tan vulnerable.

Asociaciones como Associació Brúfol del Cabanyal de Valencia también están denunciando la situación en la que muchas familias se van a encontrar con el cierre de los comedores y solicitan algún plan para que estos niños y niñas no se vean perjudicados por el cierre de comedores tanto escolares  como sociales. También solicitan el cese de los desahucios porque, como ellos dicen, para quedarse en casa hay que tener casa. 

Son momentos en que las personas y colectivos más vulnerables son doblemente perjudicados. No nos podemos olvidar de las mujeres que, como ya se ha explicado en este diario, sufren mayores desigualdades económicas y sociales y en momentos de crisis como este serán doblemente afectadas por las desigualdades que ya sufren y por las consecuencias del coronavirus. 

Ahora más que nunca serán los mejores sentimientos, la solidaridad y las medidas efectivas y rápidas las que paliaran los daños que pueda causar el coronavirus en las personas y colectivos más vulnerables.  

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación