Existe una tendencia social de utilizar apps para establecer relaciones afectivo sexuales, conocer gente o establecer otro tipo de relaciones. Como en otros espacios de relación social, la clave es saber escoger con quien. 

En el artículo “Hook, Line and Sinker: Do Tinder Matches and Meet Ups Lead to One-Night Stands?” [Hook, Line y Sinker: ¿Los encuentros de Tinder y Meet Ups llevan a relaciones de una noche?], un equipo investigador de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, en colaboración con el Hospital Lovisenberg Diakonale de Oslo, han llevado a cabo un análisis estudiando el vínculo entre la personalidad y el uso de Tinder, con un enfoque en la sociosexualidad, y qué motiva a las personas a usar este tipo de aplicaciones. 

Después de recoger datos de 269 estudiantes, un 62% mujeres, identificaron que  las relaciones románticas solo de daban después de muchos encuentros, y solo un 20%  acababa en una one night stand después de la primera cita.  Según el estudio, lo que diferenciaba el tener sexo casual o no usando Tinder eran las actitudes sociosexuales de las personas, dependiendo de sus actitudes era menos o más posible construir una relación romántica. 

Lo que otras investigaciones revelan es que las personas se pueden encontrar coaccionadas en sus decisiones para establecer según que tipo de encuentros socio afectivo sexuales, y que no se limita únicamente en la actitud de la persona individual.

Con las evidencias científicas adecuadas y un buen círculo de amistades, tanto si tenemos relaciones de larga duración como de una noche, que sea porque así lo desean las personas implicadas, que haya respeto, consentimiento y sean libres de violencia.  

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación