Se escribe mucho en España sobre cómo las preferencias aparentemente libres de muchas chicas por el amor romántico y por relaciones estables son resultado de su socialización en el discurso dominante. Sin embargo, se oculta que también las preferencias aparentemente libres de muchas chicas en los ligues son resultado de su socialización en el discurso dominante, resultando en relaciones esporádicas que incluyen violencia.

Para superar este problema presentamos aquí tres conceptos que ya están siendo trabajados por la investigación científica internacional que defiende que cada mujer pueda tener las relaciones estables y/o esporádicas que libremente decida.

  •     Discurso coercitivo: es el discurso que, sostenido por un desequilibrio de poder en las relaciones, influye en la socialización que lleva a vincular el atractivo con personas que tienen actitudes y comportamientos violentos, mientras las personas y relaciones no violentas son mayormente percibidas como “convenientes” pero no excitantes.
  •  Preferencias coaccionadas: cuando las preferencias están configuradas y conducidas de forma coercitiva por el discurso dominante existente, aquel que influye en la socialización que lleva a vincular el atractivo con personas que tienen actitudes y comportamientos violentas, mientras las personas y relaciones no violentas son mayormente percibidas como “convenientes” pero no excitantes.
  • Ligues coaccionados: se produce cuando los ligues ocurren aparentemente de forma libre, pero al contrario de esto, son resultado de unas ‘preferencias coaccionadas’ generadas por el ‘discurso coercitivo’ a través de las interacciones sociales del sujeto (por ejemplo, amigos o iguales).
Secciones: _noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación