Sor Juana Inés

Es posible que al leer el nombre que en esta ocasión protagoniza el artículo, pensemos que es una escritora conocida, ya que aparecía en nuestros libros de texto, hemos estudiado su obra, y que, por lo tanto, no tiene cabida en esta sección, puesto que no se trata de una mujer escritora invisibilizada.

Yo misma no pensaba escribir sobre ella por las razones anteriormente esgrimidas, sin embargo, buscando documentación para otros proyectos encontré estudios, artículos y ensayos que mostraban aspectos menos conocidos.

Sor Juana Inés de la Cruz nació en 1648, en la ciudad de México, y como todos sabemos, fue una poeta del Barroco.

Fue una de las escritoras más prolíficas del siglo XVII, pero no lo tuvo fácil, al igual que la mayoría de las mujeres de la época, por ello, fue una erudita autodidacta. Muy inteligente, ya que aprendió a leer y escribir a los tres años, a los ocho ya escribió su primera loa eucarística.

 

Pero lo que realmente llama la atención es su interés por la ciencia, según Octavio Paz. En su ensayo, Las peras del olmo, el escritor dice que en los versos del poema Primero sueño, de la escritora, describe las funciones alimenticias, los fenómenos del sueño y de la fantasía (. ..). En sus versos ciencia y acción se confunden.

En su celda llevó a cabo experimentos científicos, además, se hizo con una importante biblioteca con más de cuatro mil volúmenes, a través de los cuales adquirió conocimientos de teología, astronomía, pintura, lenguas, filosofía.

 

Compuso obras musicales y escribió teatro, opúsculos filosóficos y estudios musicales.

Su celda se convirtió en punto de encuentro y reunión de escritores, poetas, filósofos e intelectuales de la época.

Y entre la documentación también encontré en su obra La Respuesta a sor Filotea de la Cruz, una defensa del derecho de la mujer a la educación; en ella realiza una encendida defensa de su labor intelectual.

En palabras de Octavio Paz, Sor Juana Inés de la Cruz, fue una poeta intelectual; y que estaba absorbida por la pasión del conocimiento.

Lo cierto es que tal era su deseo de conocimiento que se hizo pasar por hombre para ingresar en la universidad.

Asimismo, gracias a su determinación, la literatura tardía del Barroco, el Siglo de Oro de las letras en español, ganó una de sus escritoras más insignes y la lucha por la igualdad de las mujeres, a uno de sus referentes protofeministas.

La escritora defendió la igualdad de los sexos y por el derecho de la mujer a adquirir conocimientos.

Tags:

Si quieres, puedes escribir tu aportación