La pluripotencia celular es la capacidad que tienen las células de dar lugar a todas las células del cuerpo, un poder que la comunidad científica ansía controlar porque abre la puerta desde a la medicina regenerativa hasta al cultivo de órganos para trasplantes. Desgraciadamente queda mucho por conocer al respecto de la pluripotencia, qué señales genéticas (expresión de los genes) y epigenéticas (marcas que controlan la expresión de los genes a modo de interruptores) la controlan. En esta línea, el Grupo de Telómeros y Telomerasa, dirigido por la Dra. María Blasco en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), han hecho un paso al frente desvelando una señal epigenética clave en este proceso.

Después de casi 10 años de investigación, el grupo ha observado una fuerte conexión entre el fenómeno de la pluripotencia y los telómeros. Estos últimos son estructuras protectoras de los extremos de los cromosomas (estructura que contiene el ADN de forma organizado en el núcleo celular). De hecho, es el ADN de los telómeros el que ordena la producción de TERRA, unas largas moléculas de ARN que actúan sobre genes clave para la pluripotencia. A su vez, la regulación de TERRA viene determinado por la proteína TRF1, una proteína que solo se encuentra en los telómeros. 

Los mismos autores describen este fenómeno en su artículo [TERRA regula el paisaje transcripcional de las células pluripotentes a través del reclutamiento de PRC2 dependiente de TRF1] como “efecto mariposa”, explicando como una proteína que solo está presente en los telómeros puede generar una acción global en todo el genoma. Este “efecto mariposa” es esencial para iniciar y mantener la pluripotencia. 

Estos hallazgos indican la esencialidad de TRF1 en la reprogramación de las células especializadas, y explican la conexión entre el fenómeno de la pluripotencia y los telómeros. Este trabajo constituye una pieza importante del rompecabezas que explica la pluripotencia y acerca a los científicos a la obtención de células, tejidos y órganos a la carta. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación