Esta organización, dirigida por jóvenes y supervivientes de violencia sexual, fue creada para que los estudiantes puedan intervenir activamente en la lucha por la erradicación de la violencia sexual y en citas en las universidades. Sus miembros trabajan por alcanzar un mundo donde todos los estudiantes puedan ejercer su derecho civil a recibir educación sin violencia ni hostigamiento. 

En coherencia con ello, defienden que la violencia de género es tanto una causa de inequidad como una consecuencia de la misma y, en consecuencia, las mujeres así como las personas de cualquier identidad y expresión de género no tendrán igualdad de oportunidades en la educación mientras no termine la violencia. Para ello se basan en el Título IX de la Ley de Derechos Civiles de 1964, como una alternativa al sistema legal penal, que es más justo y sensible a los daños educativos, emocionales, financieros y estigmatizadores de la violencia.

El Título IX es de aplicación a todos los programas educativos y a los aspectos que, en este sentido, se establecen desde todas las instituciones educativas, y aborda el derecho de cualquier persona a una educación igualitaria. 

Según Título IX Ninguna persona en los EE. UU., por razones de sexo, podrá ser excluida de participar, ser negada a recibir beneficios o ser objeto de discriminación en virtud de cualquier programa o actividad educativa que reciba asistencia federal… Por ejemplo, algunas de las consecuencias más graves que experimentan quienes han sufrido violencia sexual es el empeoramiento de sus resultados académicos, la interrupción o el abandono de sus estudios.., quedando profundamente afectado su futuro y trayectoria de vida y generando así una desigualdad. Como dice Annie Clark en el documental “The Hunting Ground, esta ley garantiza y vela por que se proporcione una educación igualitaria al conjunto del alumnado. Por lo tanto, en el momento en que las universidades mantienen en sus campus a quienes abusan, se da una negligencia en el mismo y esto puede sancionarse con la retirada de fondos por parte del estado.

Durante la administración Trump el “Título IX” ha estado a debate. El periodo de debate finalizó en febrero de 2019 y en la página web de “Know your IXnos dan a conocer cómo está la situación de los y las estudiantes a día de hoy. En esta misma página web se recomienda con el fin de asegurar que todos los estudiantes, independientemente de su identidad y expresión de género, tengan igual acceso a la educación, que las escuelas prevengan y respondan a los informes de violencia sexual.

En definitiva, Know your IX responde a una situación que no sólo se da en las universidades estadounidenses, sino que existe en muchos otros lugares del mundo, su ejemplo resulta muy inspirador de cara a impulsar otros movimientos e iniciativas similares. Las instituciones educativas ofrecerán y caminarán hacia una educación más igualitaria en la medida en que mantengan sus espacios, así como las relaciones que en ellos se establecen, libres de toda violencia.

Nueve son las premisas que hay que tener en cuenta sobre el Título IX (Ley de igualdad de sexos en los EE.UU.), según el proyecto Know your IX, fundado en 2013:

  • El Título IX es un derecho civil federal histórico que prohíbe la discriminación sexual en la educación.
  • Los documentos del Título IX no se aplican únicamente  a las estudiantes.
  • Las instituciones educativas deben ser proactivas en garantizar que su campus esté libre de discriminación sexual.
  • Las instituciones educativas deben tener y establecer un procedimiento para tramitar las quejas por discriminación sexual, acoso o violencia.
  • Las instituciones educativas deben asegurarse de que la víctima no tenga que compartir espacios, como dormitorios, clases y trabajos en el campus, con su agresor.
  • Las instituciones educativas no pueden tomar represalias contra la presentación de una queja y deben mantener a una víctima-demandante a salvo de otros actos de acoso o conducta de represalia.
  • Las instituciones educativas pueden emitir una directiva de no contacto en virtud del Título IX para evitar que el estudiante acusado se acerque o interactúe con usted.
  • En casos de violencia sexual, las escuelas tienen prohibido fomentar o permitir la mediación (en lugar de una audiencia formal) de la queja.
  • Las escuelas no pueden desanimarte para continuar tu educación.
Secciones: portada Violencia 0

Si quieres, puedes escribir tu aportación