El pasado 17 de junio, el Diario Feminista publicaba un artículo sobre la decisión de los Estados Unidos de dedicar los billetes de $20 a la reconocida Harriet Tubman,  esclava, luego abolicionista, activista política y sufragista.

A pesar de la decisión, el senador Chuck Schumer, el líder demócrata, en una carta dirigida al inspector general del Tesoro, expresó dudas al respeto y sugirió que el Departamento del Tesoro debería tardar más de una década en lanzar un nuevo billete de $ 20, estimándose que no sería hasta el 2030 que saldría el billete a la luz. 

El New York Times reveló la semana pasada que el trabajo de diseño del billete de $ 20 con el retrato de Tubman había comenzado antes de que el presidente Trump asumiera el cargo. En 2016, Jacob J. Lew, el último secretario del Tesoro del presidente Barack Obama, anunció, después de solicitar comentarios del público, que Tubman reemplazaría a Andrew Jackson en el frente de los $20 y que una imagen más pequeña de Jackson, un antiguo propietario de esclavos, se movería a la parte posterior. Según un cronograma establecido por el Sr. Lew, se programaron los conceptos de diseño del nuevo proyecto de ley para el año 2020, en el centenario del derecho de voto de las mujeres.

Las nuevas gestiones restan a la espera del debate político por parte del gobierno de los Estados Unidos en pro o en contra de hacer una apuesta que visibilice claramente la lucha de las mujeres afroamericanas que han sufrido la esclavitud. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación