Cynthia Hoffman// Facebook

Una adolescente de Alaska ha asesinado presuntamente esta semana a su “mejor amiga”, quien sufría discapacidad, después de que una persona desconocida le ofreciera 9 millones de dólares a través de Internet. 

La jóven de 18 años está acusada de planificar el asesinado de Cynthia Hoffman, de 19 años, un asesinato con posible abuso sexual, que contó con la participación de otros cuatro “amigos”, quienes llevaron a la víctima engañada al lugar donde ocurrieron los hechos. Después del horrible acto, culminaron este con el envío de un vídeo de Snapchat, en el que aparecía la víctima, a un hombre de Indiana (Estados Unidos), Darin Schilmiller, de 21 años, como informa la BBC.

La presunta agresora ha confesado que también ha abusado sexualmente a dos menores de 8 y 15 años, bajo la orden de Schilmiller, hechos que se están estudiando actualmente por parte de la policía americana.

Diversos estudios muestran que en muchos casos donde se da violencia o coacción no sólo está presente la persona que lo hace, sino personas que actúan como cómplices, en vez de denunciarlo para poder prevenir riesgos mayores, como en este caso. Es por eso que los mejores programas internacionales de prevención de la violencia ponen el foco en las personas que pueden actuar como upstander, tomar consciencia de la situación y denunciar a cualquier persona de confianza con el fin de salvar a la víctima.  

El caso de la joven Cynthia Hoffman  se encuentra actualmente en proceso de juicio, en el cual cada una de las personas acusadas se enfrentan a una pena de 99 años en prisión.  

Un hecho que muestra la pérdida de algunas personas a la vida y a la amistad. ¿Qué está pasando para que esto ocurra? ¿Cómo podemos fomentar esos valores verdaderos? Son cuestiones difíciles de resolver. No obstante, la ciencia nos demuestra la importancia de la educación en el fomento de estos valores en la primera etapa de la vida, de la importancia de detectar esas amistades verdaderas y escogerlas adecuadamente. Además, otros estudios como los de Ian Rivers y Nathalie Moret evidencian el poder que tiene para prevenir de la violencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación