Nasrin Sotoudeh, abogada iraní defensora de los derechos humanos en su país ha sido condenada a 38 años y 148 latigazos. Su trayectoria como abogada ha sido reconocida internacionalmente en diferentes países,  y a pesar de las consecuencias, Sotoudeh  no renunciaba a seguir trabajando por la defensa de los derechos de las mujeres en su país.

Amnistía internacional tiene activa una campaña para recoger firmas y presionar  a la justicia iraní a través de su campaña internacional. 

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación