Envato

Doscientas mujeres del Reino Unido, que alegan haber sufrido dolores persistentes tras la inserción de un dispositivo anticonceptivo permanente, han obtenido la oportunidad de emprender colectivamente acciones legales contra su fabricante. El espiral Essure, según los representantes legales de las mujeres, ha infligido daños físicos y emocionales duraderos.

Bayer, la empresa alemana responsable del Essure, ha declarado su intención de defenderse enérgicamente contra estas acusaciones. A pesar de la retirada de Essure del mercado en 2017, el organismo regulador de medicamentos del Reino Unido ha afirmado que no existe ningún riesgo para la seguridad asociado al dispositivo.

Los procedimientos judiciales en Inglaterra comenzaron en 2020, y ahora, estos abogados han obtenido permiso para presentar una demanda colectiva en nombre de 200 mujeres afectadas. Otras mujeres interesadas en unirse a esta acción colectiva tienen hasta 2024 para hacerlo.

El dispositivo Essure, un pequeño espiral metálico que se inserta en las trompas de Falopio de la mujer, provoca la formación de tejido cicatricial, que actúa como barrera para impedir que los espermatozoides lleguen a los óvulos. Introducido en 2002 como una alternativa más sencilla a la esterilización quirúrgica, algunas mujeres han declarado sufrir dolores persistentes y complicaciones, como hemorragias abundantes. En algunos casos, las mujeres han tenido que someterse a histerectomías o a la extracción del dispositivo para aliviar su sufrimiento, como informa la BBC.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación