Una investigación cocreada con supervivientes de violencia de género concluye la necesidad de incluir las voces de las supervivientes en los diseños tecnológicos de las diferentes aplicaciones.

El ejemplo concreto donde se ilustra esta necesidad es a través de la función de “Recuerdos de Facebook”. Según la investigación, las supervivientes denuncian como el algoritmo que recrea en la timeline los recuerdos pasados es aleatoria, pero suelen recuperar recuerdos de las personas que las han agredido debido  a la relación que se había mantenido.  Las supervivientes afirman cómo el algoritmo debería aprender de sus elecciones,  si ellas ya han bloqueado al usuario,  no tiene sentido volver a repetir un recuerdo de una persona que ha sido bloqueada, eliminada de su lista de amigos. Es un error de diseño tecnológico básico, puesto es fácil programar el algoritmo para que no recupere recuerdos de personas eliminadas o bloqueadas.  

La incorporación de la voz de las supervivientes en los diseños tecnológicos es clave para una mejora necesaria.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación