La iniciativa Spotlight impulsada por la Comisión Europea y Naciones Unidas sigue trabajando para lograr el objetivo de desarrollo sostenible de erradicar la violencia hacia las mujeres y las niñas en todos los rincones del mundo.

Dicha iniciativa se impulsó el pasado 25 de noviembre a través de un comunicado oficial y bajo el lema “Leaving no one behind”, no dejar a ninguna persona atrás. Y tal y como se comunica en su web, a pesar de las dificultades originadas por la pandemia de COVID-19, durante el año 2020 ha conseguido mejorar los resultados y seguir avanzando para que el objetivo de la erradicación de la violencia hacia las mujeres y niñas no sea una quimera, sino una realidad palpable.

Entre los resultados destacan que 651.958 niñas y mujeres pudieron acceder a recursos esenciales para protegerse de la violencia de género, 84 leyes e iniciativas se aprobaron para avanzar en la protección de las víctimas y crecieron un 22% las sentencias contra agresores.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación