Una campaña improvisada a través de las redes sociales se hizo viral, ya que ofrecía habitaciones y camas a mujeres en riesgo de sufrir violencia machista ante las posibles agresiones contra las mujeres después de haber perdido la final de la Eurocopa de fútbol frente a Italia. 

El fútbol es la excusa para pegar a las mujeres del entorno de los agresores. El estudio “Can the FIFA world cup football (soccer) tournament be associated with an increase in domestic abuse? realizado en 2018, señala que estos datos varían si el país gana o pierde un partido. Concretamente, aumenta en un 26% cuando la selección inglesa  juega y puede llegar a alcanzar el 38% en el caso de perder un partido (Público).

Las mujeres conscientes de estos datos decidieron hacer un hilo en Twitter ofreciendo alojamiento a posibles víctimas de violencia de género con la finalidad de salvaguardar y proteger su vida.

Secciones: subportada