La música clásica y sus beneficios sobre la salud han sido objeto de diferentes estudios. Hay evidencias sobre el efecto Mozart y la salud cardiovascular, estudios sobre efectos neurológicos de la música y, como no, sobre el impacto de las Tertulias Musicales Dialógicas.

En el artículo Opera in primary education for the development of social and emotional skills: a case study from Mexico City, publicado en la revista “British Journal of Musical Education”, se ahonda en el impacto sobre el desarrollo de habilidades emocionales  relacionado con el bienestar individual y social de estudiantes de primaria a través de la ópera. Bajo el proyecto titulado “La ópera como vehículo de aprendizaje”, se analizó el rendimiento académico durante el curso escolar 2017-2018 de alumnado, junto a profesorado y después con familiares, en base a interacciones con la música clásica. 

Los resultados demuestran que la ópera ayuda a fomentar el desarrollo de la toma de decisión e interacciones en el grupo, el razonamiento crítico, la escucha activa y una mejora en la expresión oral y escrita, entre otros aspectos. También se ha observado que el proyecto ha tenido efectos sobre la mejora en el desarrollo cognitivo, además del social y emocional. En concreto, una de las participantes mejoró considerablemente sus notas, de suficientes a notables altos, incrementó su participación oral, la interacción con el resto del alumnado y se ha detectado una mejora de la autoestima.

Según el estudio, la música clásica es una herramienta muy eficaz para el desarrollo de habilidades sociales. Una vez más, este tipo de entretenimiento no debe ser asociado únicamente a la élite. Escuchar y debatir sobre la ópera debería extenderse a todos los círculos, que forme parte de la vida de todas aquellas personas que así lo deseen, que sea una alternativa más por los beneficios e impacto social que tiene sobre la salud y bienestar de quien la disfruta.

Secciones: portada