Los trastornos del embarazo son algo habitual, afectan aproximadamente a un 10% de las mujeres embarazadas ya que casi todos los sistemas de órganos tienen que adaptarse para la gestación del bebé.

En ocasiones, el cuerpo de la mujer no puede adaptarse adecuadamente al crecimiento del bebé, lo que genera problemas importantes que pueden poner en riesgo tanto la vida del embrión como el de la madre, entre estos transtornos se encuentran: la restricción del crecimiento fetal, crecimiento excesivo del feto, diabetes gestacional y preeclampsia o una presión arterial alta potencialmente mortal en la madre.

Generalmente, estos transtornos se diagnostican durante  el segundo o tercer trimestre de gestación. Este momento es demasiado tarde porque ya  es posible que haya habido un impacto grave en la salud de la madre y el bebé. 

Hasta ahora, los métodos para el diagnóstico de este tipo de trastornos no eran lo suficientemente sensibles para para identificar todos los embarazos en riesgo.

No obstante, según informa ABC, ahora el equipo coordinado por Amanda N. Sferruzzi-Perri, del St John’s College de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) ha desarrollado un nuevo método evaluar los niveles de hormonas en la placenta para predecir qué mujeres tendrán serias complicaciones durante el embarazo.

Desde este  estudio han identificado cómo la placenta contiene biomarcadores hormonales que pueden indicar complicaciones del embarazo desde el primer trimestre, lo que supone un hallazgo muy importante. 

Aunque la placenta es un órgano transcendental para el desarrollo de la vida, aún es muy poco conocido y difícil de estudiar en las mujeres embarazadas. Usando modelos de ratón, el equipo investigador ha observado  las proteínas producidas por la placenta y las compararon con muestras de sangre de mujeres que tuvieron embarazos sin incidentes y aquellas que desarrollaron diabetes gestacional De este modo, detectaron las hormonas que se secretan para crear un mapa completo de proteínas en este órgano.

Así, realizando esta nueva prueba, podrían identificar  la diabetes gestacional más temprano en el embarazo, brindando oportunidades para prevenir la enfermedad o para proteger a las madres y a los bebés de las complicaciones.

La Dr. Sferruzzi-Perri, líder del estudio, describió cómo este trabajo ofrece una mejor comprensión de la placenta y permitirá tener embarazos más seguros y saludables. 

Una vez más, se demuestra la importancia de realizar investigaciones científicas por y para mujeres. 



Secciones: portada