Cuando a los pocos meses de declararse la pandemia por COVID-19 varios países de todo el mundo ordenaron confinamientos, muchas ciudades tomaron la decisión de disminuir su transporte público para frenar la propagación del virus. Una de estas ciudades, Nueva York, decidió cerrar, por primera vez en 115 años, el metro durante las noches. Esta decisión conllevó la necesidad de habilitar una red inmensa de autobuses para sustituir al metro. Lo hicieron a través de Remix, una plataforma de planificación del transporte que analiza big data para rediseñar servicios y rutas en base a las necesidades de los y las usuarias. 

La Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) contactó con Remix para identificar dónde vivían y a dónde se dirigían los y las trabajadoras esenciales que dependían del transporte nocturno, para así poder rediseñar rutas de autobús más eficaces. Desde Remix extrajeron una serie de datos de diversas fuentes y los introdujeron en su herramienta para encontrar las mejores rutas. Finalmente, en solo unos días se añadieron tres nuevas rutas de autobús.

La cofundadora de Remix es Tiffany Chu, graduada por el MIT, que fue seleccionada para recibir una beca en Code For America, que tiene como objetivo obtener mejores servicios del gobierno estadounidense. Fue allí donde conoció a Sam Hashemi, Dan Getelman y Danny Whalen, con quienes creó Remix. Hoy en día, es una de las plataformas de planificación de transporte más populares del mundo  y cuenta con más de 350 agencias de transporte.

Secciones: subportada