Los Decanos del Colegio Oficial de Ingeniería Informática de Catalunya (COEINF) y del Colegio Oficial de Ingeniería Técnica en Informática de Catalunya (COETIC), Miquel Conesa y Eduard Martín se han posicionado públicamente contra los ataques al profesor de informática que en detectar material pedófilo lo denunció a la policía y ha recibido ataques por parte del centro escolar. 

Según apuntan en su nota pública, la actuación del profesional de informática es ejemplar y cumple con los postulados éticos de la profesión que obligan a denunciar ante las autoridades ante cualquier indicio de riesgo para la sociedad, según se expone también en sus códigos deontológicos. 

Por último, afirman que, ante los ataques y coacciones al profesional, se personan como acusación particular en caso de llegar a instancias judiciales  para protegerlo. Y exigen una rectificación pública de las acciones emprendidas contra el profesional informático. Su posicionamiento valiente, no defiende solo al profesional sino a las víctimas a las que el profesional está protegiendo con su actitud. El caso además evidencia una vez más la valentía de hombres posicionados contra la violencia de género y el abuso sexual infantil.

Secciones: portada