El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Ucrania, junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), presentaron un nuevo proyecto piloto conjunto llamado “Empoderamiento económico de las mujeres como respuesta a la crisis del COVID-19 en Ucrania”. 

El proyecto tiene como objetivo contribuir a una recuperación sostenible de los niveles de vida de la población afectada por la crisis de COVID-19 en Ucrania mediante la promoción y el apoyo al empoderamiento económico de las mujeres. Esto se hará mejorando los marcos institucionales pertinentes y aumentando las oportunidades económicas para mejorar los medios de vida de las mujeres. El proyecto se ejecutará en dos regiones: las provincias de Rivne y Sumy.

La Representante Residente del PNUD en Ucrania, Dafina Gercheva, hablando en el lanzamiento del proyecto conjunto, afirmó que tiene como objetivo abordar las deficiencias que fueron identificadas a raíz de la pandemia y aumentar los esfuerzos para apoyar a los grupos vulnerables. El director de la Oficina de la OIT para Europa Central y Oriental, Markus Pilgrim, señaló por su parte que el acceso al mercado laboral es un tema clave en Ucrania: el 36 por ciento de las mujeres entre 15 y 64 años están fuera de la fuerza laboral.

El programa consiste en el desarrollo de 60 planes de negocios rentables. Posteriormente, 25 mujeres emprendedoras recibirán asistencia de mentores para certificar su negocio u otras actividades relacionadas. Además, se seleccionan 25 microempresas y pequeñas y medianas empresas para recibir formación en comercio electrónico en las provincias de destino. Esto permitirá que las empresas se vuelvan más resilientes mediante el acceso a los mercados digitales.

Secciones: subportada