pixabay

Una pregunta constante que se plantea en los círculos de relaciones internacionales es cómo crear estabilidad y crecimiento en las sociedades que salen de un conflicto. A menudo, las soluciones giran en torno a cómo aumentar la gobernanza, como el fortalecimiento de un estilo de gobierno federal (como en Etiopía) o la creación de capacidad de los gobernadores. Asimismo, el papel de la mujer en la consolidación de la paz es un aspecto que se debate a menudo, especialmente en África.

Según The Fisch Site esponsorizado por la Universidad de St Andrews y UMASS Boston, en Kenya por ejemplo se analiza cómo el papel de la mujer en el sector de la acuicultura puede proporcionar un elemento estabilizador en las zonas posteriores a un conflicto siendo un sector fundamental para el desarrollo económico y la toma de decisiones de la mujer. El setenta y cinco por ciento de la población de Kenia involucrada en el sector agrícola, por ejemplo, son mujeres. Sin embargo, las mujeres solteras en Kenia poseen solo el uno por ciento de la tierra. En áreas de posconflicto, el sector puede brindar una oportunidad para promover no solo una economía en crecimiento, sino también una forma para que las mujeres contribuyan a una paz sostenible tanto en el ámbito doméstico como en el cívico. Por ejemplo, después de la violencia postelectoral en Eldoret (entre otras áreas) en Kenia en 2007-2008, el gobierno nacional patrocinó el Programa de Estímulo Económico, que incluía un elemento de la acuicultura. De manera similar, el Programa de Desarrollo de Empresas Acuícolas (ABDP), parcialmente financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) e implementado por el Gobierno de Kenia, continúa promoviendo a las mujeres y los jóvenes en su programa, proporcionándoles préstamos para iniciar su propia empresa. La piscicultura es ahora una parte clave de la creciente economía de la región. También es una parte importante de la independencia económica de algunas mujeres, que ayuda a su participación social, ambiental y política, contribuyendo así a la estabilidad general de la nación.

Teniendo en cuenta el nivel al que trabajan las mujeres en el sector, que representan alrededor del 70 por ciento de la fuerza laboral, su papel en la mejora de la seguridad alimentaria es fundamental. Esto puede ayudar alentando a más mujeres a participar en el subsector de la acuicultura que a su vez ayuda a los esfuerzos de consolidación de la paz y estabilización al mejorar la seguridad alimentaria, como ha señalado la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Secciones: subportada

Deja una respuesta