Una de las consecuencias más graves generadas a raíz de la Covid-19 ha sido el aumento de la violencia de género. Por ello, diferentes países en todo el mundo se han planteado tomar medidas en el ámbito político y legislativo. 

El caso de Estados Unidos es particular, ya que, como es conocido, este año se han celebrado elecciones en las que ha ganado el partido demócrata con Joe Biden a la cabeza. No obstante, aún queda por saber qué ocurrirá con el control del Senado tras las elecciones de Georgia del próximo mes. Biden ya ha dicho que renovará la ley de violencia de género que expiró el año pasado. Según ha informado Usa Today News , la directora de política pública y abogada de la organización sin ánimo de lucro Futures Without Violence, ha explicado cómo está no es una problemática que haya comenzado con la covid-19, pero sí que la ha dificultado, por lo que es necesario atenderla con urgencia. 

Diferentes representantes y activistas han reflejado también su preocupación por este ascenso de la violencia y ratificado la necesidad de actuar con contundencia. Así, la victoria de Biden y de la vicepresidenta electa Kamala Harris ha dado esperanza a las víctimas y a los defensores, que dicen que su trabajo previo en materia de violencia de género es prometedor.

Secciones: Noticias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación