Frances Glessmer Lee. Glessner House Museum, Chicago

Frances Glessmer nació en 1878, en Chicago. Desde niña quiso estudiar en la universidad, pero su familia permitió que realizara estudios universitarios, y menos aún cuando manifestó su deseo dedicarse a la medicina forense. Sólo pudo dedicarse a ello cuando tenía cincuenta y dos años. Estudió Medicina y se especializó en medicina forense.Tenía una mente brillante, era una gran observadora, y muy minuciosa en lo que hacía. cualidades indispensables para ser una buena médico forense.

Esta mujer revolucionó el estudio de la criminalística, y con la ayuda de George Burguess Magrath, amigo y compañero de estudios de su hermano, que era profesor de la Universidad de Harvard, creó la primera Cátedra de Medicina Legal en la mencionada universidad, en 1931.

Asimismo, fundó el primer programa de estudios superiores dedicados al estudio de la medicina forense en Estados Unidos.

George Burguess Magrath y Frances Gessmer se encargaban de formar a doctores en medicina para que se convirtieran en forenses, además, impartían conferencias y seminarios. Ellos pensaban que la perspectiva del médico forense era muy necesaria en las investigaciones policiales, de modo que pusieron en marcha esta iniciativa para darle el valor que le correspondía.

Fue famosa por sus dioramas, que eran pequeños escenarios de muertes inexplicables. Ella misma construía unas maquetas en forma de casas de muñecas, que mostraban escenas de crímenes, que no era posible resolver sólo con la apreciación visual. 

Ella explicaba que se trataba de recrear el asesinato para llevar al investigador por los caminos de la lógica, su intenció era potenciar la observación y deducción de los agentes. Esta herramienta fue muy útil para la resolución de algunos casos durante las décadas de los cuarenta y los cincuenta.Frances Glessmer tenía un taller de carpintería en su casa, donde hacía las miniaturas.

Estos escenarios eran los que usaban en el programa que organizaron para formar a los nuevos forenses.

En 1943, el Estado de New Hampshire la nombró capitana honoraria del Cuerpo de Policía, la primera mujer en Estados Unidos y en el mundo que alcanzó el cargo.

Formó parte también de la Academia Americana de Medicina Forense. 

Si quieres, puedes escribir tu aportación