El informe Dignity for Dead Women expone las voces de las familias de víctimas de violencia machista y sus quejas sobre el trato escandaloso que reciben por parte de los medios de comunicación, las mujeres víctimas y sus familiares. Muchas víctimas, en silencio desde hace años, están trabajando para mejorar el sistema de investigación y responsabilidad sobre el feminicidio, denunciando que muchas víctimas indirectas se pasan días y semanas recibiendo mensajes y llamadas de los medios de comunicación para obtener datos sobre el crimen. 

Según The Guardian el informe da voz a las experiencias de 15 familias, las cuales cuentan que en muchos casos los familiares acaban hablando con los medios para dignificar la vida de la víctima y conseguir que aparezcan noticias positivas sobre ella, huyendo de la degradación de trato de algunos medios.

En este sentido también han emergido organizaciones no gubernamentales como Level Up que está trabajando para establecer unos estándares de prensa independiente para el trato de los feminicidios en UK, con el fin de proteger la intimidad de las víctimas indirectas y con el fin de acabar con la revictimización y conseguir que se inculpe al asesino y no a las víctimas y sus familias y se les proteja de los ataques de parte de la ciudadanía. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación