Imagen de Mireia Belmonte y Jessica Vall. Twitter

La natación española afrontó en Castellón un fin de semana decisivo con el objetivo de lograr las primeras mínimas olímpicas. Mireia Belmonte y Jessica Vall han logrado sus respectivas mínimas, asegurando su presencia en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio en las pruebas de 1500 estilo libre y los 200 metros braza, según EFE.  

En la prueba larga femenina, Belmonte dió lo mejor sacando una plaza ante la sensacional Jimena Pérez que dominó más de media prueba. Pero Mireia, como suele hacer, fue de menos a más logrando la mínima con margen, y la victoria. Mireia acabó en un tiempo de 16:05.02 y Pérez la siguió con 16:08.70, dos buenas marcas, aunque Mireia, si quiere optar a los puestos de honor en los Juegos, tendrá que seguir mejorando y acercarse más a su récord de España. 

Jessica Vall logró también su mínima en los 200 braza en una carrera al límite, que estuvo muy disputada entre ella y su compatriota Marina García. Finalmente, Vall acabó en un tiempo de 2:25.04. 

A lo largo del sábado lograron mínimas olímpicas también Hugo González de Oliveira (100 espalda) y el nadador paralímpico Antonio Ponce, con cuatro mínimas olímpicas en los 100 libres, 100 braza, 200 libres y 50 espalda. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación