A las 21.40 del 14 de noviembre de 1889 Nelly Bly inició un reto: completar la vuelta al mundo en menos 75 días.

Bly se labró un nombre en el periodismo y es considerada como la primera periodista de investigación. Anteriormente, se había adentrado en realidades muy duras para explicar y denunciar lo que en ellas ocurrían. Entre otras, destaca su investigación sobre los asilos mentales en Nueva York.

En este caso, según la revista Smithsonian, Su objetivo consistía en intentar recortar los 80 días empleado por el personaje de Julio Verne en su novela “La vuelta al mundo en 80 días”, publicada en 1873. Bly compartió su propuesta con su editor en el New York World, John Cockerill, quien inicialmente no la apoyó por su género: su superior creía que solo un hombre podría completar tal aventura con éxito. Ante la negativa, Bly retó a su editor a encontrar un hombre que estuviera dispuesto a completar el viaje; que ella saldría a la vez, y llegaría antes, pero lo haría en nombre de otro periódico. Ante su determinación, Cockerill aceptó la propuesta de la periodista.

Realizó su viaje principalmente en tren y barco a vapor, aunque también en burro, caballo e incluso rickshaw. Fue de Nueva Jersey, a Londres y luego a París y Amiens, donde el propio Julio Verne la animó en su aventura y le aseguró que la felicitaría si conseguía terminar en 79 días. De ahí fue a Italia, Egipto, Sri Lanka, Hong Kong y Japón y San Francisco. En su viaje recogió múltiples anécdotas acerca del viaje y de las personas que encontró en su camino. Durante el trayecto también llegó a sus oídos que otra reportera, Elizabeth Bislan de la revista Cosmopolitan, había iniciado el mismo reto por su cuenta, pero partiendo en sentido contrario,

Bly llegó a su destino el 25 de enero de 1890, a las 15.51, 72 días después de su partida, recortando incluso su propia previsión y superando a Bislan. Ese mismo año la periodista publicó su libro “La vuelta el mundo en 72 días”, que podemos encontrar hoy en abierto.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación