La encuesta se implementó tras los serios cuestionamientos que ha recibiedo el sistema judicial de Gran Bretaña debido a la baja criminalización de los acusados en casos de violación. El informe completo está disponible en la web de la Comisionada de las Víctimas, Dame Vera Baid, de Reino Unido, quien la puso en marcha con la intensión de conocer la percepción de las mujeres que han sufrido violación en Reino Unido y en Gales.

Aunque las cifras de denuncia a la policía han aumentado considerablemente, el descenso de la criminalización en los casos de violación ha sido sostenido en el tiempo y el año pasado se ha destacado por ser el más bajo de los últimos tiempos. Con más de 55.000 denuncias recibidas, el sistema imputó a los acusados solo en 1.867 casos. Al mismo tiempo, el porcentaje de víctimas que deciden desestimar sus acusaciones sigue en aumento, del 25% en 2015/16 al 41% en 2019/20.

Estas cifras son inaceptables, por esta razón la Comisionada publicó la encuesta en su página web, que fue contestada por más de 500 víctimas. Sobre los resultados, comenta: “[Las víctimas] merecen saber que sus casos se tomarán en serio y se perseguirán rigurosamente a través de los tribunales”. 

Del mismo modo, en  un comunicado de prensa, se dice sobre los resultados que son alarmantes y desalentadores y se refieren al informe realizado como un documento “difícil de leer”. Sin embargo, poder dar voz a las víctimas ha permitido identificar ideas importantes. En la misma página es posible encontrar 10 ideas esenciales de lo que las víctimas dieron a conocer cómo sus necesidades, algunas de ellas son: 

  • Ser creída es una de las cosas más importantes para las sobrevivientes, pero muchas sienten que su credibilidad se pone a prueba en cada etapa del proceso de justicia penal. 
  • Muchas de las personas que sobrevivieron recibieron un tratamiento deficiente de parte de los profesionales de la justicia penal.
  • Las supervivientes estaban muy preocupadas por el uso de las solicitudes de divulgación digital de su información y por cómo consideraban que se había violado su privacidad.
  • La comunicación rápida y proactiva es muy importante para los sobrevivientes, aunque muchas dijeron que tenían que buscar ellas las actualizaciones de sus casos. 
  • Las supervivientes valoran mucho el apoyo que les prestan los servicios para víctimas y las asesorías independientes en materia de violencia sexual.
  • Las decisiones de no adoptar ninguna otra medida judicial y de no enjuiciar pueden tener efectos devastadores en las supervivientes y a menudo les parece que no se han tenido en cuenta pruebas importantes y que las razones para dejar el caso son insuficientes.
  • Las supervivientes dieron varias razones para no tomar más medidas y retirar sus denuncias de violación, como el temor al proceso de justicia penal y el deseo de seguir adelante.
  • La experiencia de las sobrevivientes en la sala de juicios y en los juicios por violación es traumática, a menudo se sienten aisladas y atacadas en la sala de juicios.
  • Las sobrevivientes quieren ser tratadas con sensibilidad, justicia y respeto, que se les crea, pero también que los profesionales del sistema de justicia penal comprendan mejor el trauma, proporcionen información clara y oportuna, y ofrezcan un mejor acceso a los servicios de apoyo.
  • Las sobrevivientes de violación tienen un bajo nivel de confianza en el manejo de las denuncias de violación por parte del sistema de justicia penal.

Cabe destacar la importancia que tiene el hecho de dar voz a las víctimas, poder tener en cuenta sus necesidades y que el sistema judicial de Reino Unido, como el de todos los países, haga una reflexión respecto de las prácticas que son una barrera para que las mujeres se sientan seguras en el momento de denunciar y de continuar con las denuncias en el tiempo. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación