Seeing AI. Microsoft

En los últimos años, diferentes grupos de investigación y empresas están trabajando para hacer los sistemas de Inteligencia Artificial (AI) más inclusivos para personas con discapacidad. En concreto, aunque se están logrando grandes mejoras, aún queda trabajo para hacer que la AI resulte más beneficiosa y útil para personas ciegas. El problema principal con el que nos encontramos es la falta de datos, tal y como explica la arquitecta sénior de accesibilidad de Microsoft, Mary Bellard; sin ellos, resulta más difícil crear sistemas de AI que puedan ayudarles en sus tareas diarias.

La aplicación de Microsoft Seeing AI está siendo un gran avance en esta dirección, ya que con ella una persona puede apuntar su móvil hacia una mesa y escuchar lo que se encuentra encima de esa mesa. Sin embargo, no es capaz aún de identificar objetos que son importantes para la persona que está utilizando la app. A pesar de las dificultades, se están lanzando y llevando a cabo diferentes proyectos que pretenden contribuir a superar este tipo de retos. Entre otros, Microsoft ha financiado el proyecto ORBIT (Reconocimiento de Objetos para el Tratamiento de Imágenes a Ciegas) para crear una base de datos pública utilizando vídeos subidos por personas con ceguera. Estos datos se utilizarán para entrenar algoritmos que podrán reconocer objetos personales.

Este problema no se resolverá con un solo proyecto; sin embargo, cada vez hay más proyectos y colaboraciones que están trabajando para superarlo. Trabajando de manera colaborativa entre diferentes grupos y empresas, se van mejorando los sistemas de AI haciéndolos cada vez más inclusivos para todos y todas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación