El 11 de octubre es el Día Internacional de la Niña, un día en que se amplifican las voces y los derechos de las niñas en todo el mundo. Este año, con el tema “Mi voz, nuestro futuro en común”, ONU Mujeres, UNICEF y UNESCO lo quieren aprovechar como una oportunidad para reimaginar un mundo mejor, inspirado y dirigido por niñas adolescentes como parte de la Generación Igualdad. Un mundo en que se sientan motivadas y gocen de reconocimiento, en el que se las tenga en cuenta y se invierta en ellas. 

En el 25 aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, aprobada por unanimidad en 1995 en la Conferencia Mundial sobre la Mujer, en que se promovieron por primera vez a nivel global, no solo los derechos de la mujer, sino también de las niñas, ONU Mujeres lanza la campaña “La Generación Igualdad: por los derechos de las mujeres y un futuro igualitario”, de la que forman parte las niñas adolescentes. Una campaña dirigida a acelerar el impacto de todas las acciones colectivas que a nivel global han ido tejiendo redes por todo el mundo a favor de los derechos de las mujeres y niñas, dando lugar a la Generación Igualdad. Un movimiento activista global de mujeres y de hombres, de niñas y niños de todo el mundo que hablan por sí mismos y sí mismas, junto con aquellas voces que han sido silenciadas, estigmatizadas y avergonzadas, a las que ahora se escucha y se apoya, en defensa de los derechos de las mujeres y niñas en todo el mundo. 

Un día como hoy se reivindica la relevancia de defender y promover los derechos de las niñas desde los primeros años de sus vidas y de darles apoyo efectivo durante la adolescencia ya que las niñas adolescentes tienen el potencial de cambiar el mundo, como niñas empoderadas y como mujeres del mañana, y para ello hay que visibilizar el poder que tienen para pensar, expresar y actuar colectivamente un futuro en común.

Un futuro en común unido por aquello que ni la COVID puede separar, los mejores sentimientos de la humanidad, la solidaridad y el amor, a los que las niñas de todo el mundo tienen mucho que aportar. Un mundo mejor unido por el amor y la solidaridad que exige poner fin al acoso sexual y a todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación