El sábado 29 de agosto, más de 10.000 mujeres según el portal MBK-news, marcharon en la capital de Bielorrusia  durante casi cinco horas en protesta pacífica contra la violencia policial ejercida durante las últimas tres semanas

Las más de 10.000 mujeres elevaron su voz condenando la brutalidad policial, exigiendo la liberación de los presos políticos de Alexandr Lukashenko y llamando a nuevas elecciones. A la marcha acudieron mujeres muy diversas: amas de casa, mujeres informáticas, madres de familias numerosas o deportistas, entre otras, según informa La Opinión, el Correo de Zamora.

Las participantes en la gran “Marcha de las mujeres” llevaban flores, banderas y sombrillas blanquirrojas según Efe y se sentían orgullosas de estar participando en un movimiento por la libertad. Polina, una mujer música, confesaba sentirse emocionada con la posibilidad de participar en esta marcha. 

No es la primera vez en la historia que las mujeres son líderes transformadoras en los movimientos en pro de la libertad y de la igualdad, aunque en numerosas ocasiones han sido silenciados y ocultados. Precisamente en Rusia en 1917, anterior al “famoso” octubre rojo, las mujeres convocaron una huelga general que fue la que verdaderamente llevó a la caída del zarismo. Tampoco se suele contar cuando se explica la revolución francesa el papel tan importante que jugaron las mujeres, por ejemplo en la marcha de las mujeres a Versalles pidiendo pan (1789).  Otro movimiento de mujeres fue el grupo de resistencia pacífico de la Rosa Blanca en el que Sophie Scholl fue una de sus líderes. Este movimiento pacífico de resistencia contra el régimen nazi nació en Múnich pasando a la acción cuando en 1942 se inició la deportación masiva de judíos. Shopie Scholl dejó unas palabras que han seguido inspirando a mujeres a lo largo de la historia y darlas a conocer, al igual que la marcha de las mujeres en Bielorrusia, es una forma de visibilizar y mantener vivo el recuerdo de las que fueron las verdaderas revoluciones que mejoraron las vidas de las mujeres y los hombres. A lo largo de la historia los movimientos pacíficos han sido los verdaderamente transformadores y los que han perdurado a lo largo del tiempo.  

Como dijo School: “nuestra resistencia provocará olas” y estas olas que nos dejan un legado de libertad y no violencia pueden ser si lo deseamos los verdaderos referentes para el feminismo. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación