Fawzia Koofi // Facebook

La activista por los derechos de las mujeres afganas y ex legisladora fue herida a bala este sábado por desconocidos armados en un ataque calificado como intento de asesinato y del que sobrevivió con una herida leve. 

Sobre su estado de salud Koofi comentó en un post en su página de Facebook que su brazo derecho estaba herido, pero “Afortunadamente no es una herida que ponga en peligro mi vida”.

El motivo del ataque aún está en investigación, aunque se especula que tendría relación con su participación en el equipo encargado de negociar la paz con los talibanes. Proceso que sigue en curso con la intervención de personas políticas de alto nivel y la participación de los Estados Unidos de Norteamérica quienes firmaron un acuerdo de retirada de tropas con el grupo militante en febrero pasado. 

Este atentado fue condenado por el presidente de Afganistán, así como por quienes participan en el proceso de paz: “Condeno enérgicamente el intento de asesinato de la Sra. Fawzia Koofi y pido al gobierno que identifique y detenga a los culpables y así como el posible motivo del ataque”, dijo en Twitter Abdullah Abdullah, el jefe del Consejo Superior de Reconciliación Nacional. Por su parte, un portavoz de los insurgentes talibanes negó cualquier implicación en los hechos.

El compromiso social de Fawzia Koofi, especialmente con las mujeres y las niñas se remonta a 2001 cuando inició su lucha pública por recuperar los derechos perdidos de las mujeres durante el regimen talibán entre 1996 y 2001. Periodo en el cual se les prohibió a las mujeres el acceso a la educación, a las actividades políticas y a salir de casa sin la presencia de un hombre de sus familias. 

En los últimos meses, los funcionarios de derechos humanos han manifestado su preocupación por los ataques contra altos miembros de la sociedad civil. Shaharzad Akbar, jefe de la Comisión Independiente de Derechos Humanos del Afganistán, dijo a Thomson Reuter Foundation que existe un “patrón preocupante de ataques dirigidos que pueden afectar negativamente a la confianza en el proceso de paz”.

Como se ha publicado recientemente por la ONU Mujeres, la participación de mujeres es esencial para lograr la paz  y no solo aseguran que los acuerdos duren más tiempo, sino que se consigan antes y en mejores condiciones. Por esto es esencial que se resguarde la seguridad de las mujeres y se potencie su participación en la vida pública y política ya que esto permitirá la construcción de un futuro más seguro y más libre para todas y todos. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación